18 DEC 2015 | Artículo destacado

Soluciones efectivas a problemas internos

Tips para mejorar la relación con los trabajadores.

Un ambiente laboral favorable es fundamental para el desarrollo de los trabajadores; un empleado que se encuentra constantemente bajo presión, en un entorno hostil y con conflictos entre el equipo, suele rendir la mitad de lo que logra un trabajador motivado y feliz con su empleo.

Se estima que más de la mitad de la deserción de trabajadores se debe al maltrato que reciben por parte de sus jefes, el cual incluye faltas de respeto, presión excesiva, conflictos de intereses y principalmente, labores no remuneradas con sueldos muy bajos.

Otro problema recurrente es que en muchas ocasiones los jefes no tienen conocimiento de que están ocasionando problemas a su trabajador, por ello, continúan ejerciendo presión hasta que el empleado explota.

Por esta razón, es sumamente importante poner en práctica las siguientes recomendaciones, que además de servir para evitar problemas con los empleados, serán de gran ayuda para fortalecer lazos con ellos.

1.- Mostrar interés por los empleados: conocer sus necesidades, preocupaciones y hasta las metas que tienen es importante, acercarse a ellos provocará confianza y un conocimiento más certero de lo que pueden lograr.

2.- Reconocer la importancia del trabajador: muchas veces los jefes dan por hecho que sus empleados saben la importancia de su labor hacia la empresa; sin embargo, siempre es importante recalcar que su trabajo es relevante, dar motivación para rindan más.

3.- Aprender a escuchar: un líder, además de saber escuchar, acepta las nuevas ideas, identifica lo que sirve y además, motiva a su equipo. La importancia en escuchar a quienes integran la compañía es que se pueden aportar muchas ideas que, probablemente, no se habían considerado y se pueden volver exitosas.

4.- Reconocer los éxitos: el hecho de lograr metas y felicitar al equipo es un gran aliciente, pues será parte fundamental para que continúen realizando correctamente su labor.

5.- Reubicar al equipo: los cambios siempre son positivos, mover de puesto a un trabajador que no está funcionando es una estrategia para identificar sus capacidades y brindarle apoyo en sus debilidades.

Preocuparse por el trabajador es el secreto para lograr un mejor desempeño y garantizar que los proyectos de la empresa se cumplan.