06 AUG 2013 | COLUMNA DE OPINIÓN

Si me fue bien por mucho tiempo, por qué ahora debo cambiar

La gran velocidad con la que circula la información hacen que tanto el comportamiento de los consumidores como el de los mercados vayan cambiando.

Por Leonardo Fabián Gargiulo / Grandes Pymes

Recuerdo escuchar de boca de muchos empresarios: “por qué si me fue bien durante tanto tiempo… ahora tengo que cambiar...”  Aunque en percepción parecería obvio, la respuesta no parece ser tan fácil.

No caben dudas que nuestra realidad cambia permanentemente en el mundo actual. La globalización, los cambios tecnológicos, la dinámica de los mercados y la gran velocidad con la que circula la información hacen, entre otras cosas, que tanto el comportamiento de los consumidores como el de los mercados vayan cambiando. Por ende, podemos decir el cliente antes tenía una necesidad y hoy (porque sus hábitos cambiaron, porque la competencia es mayor) tiene otra distinta o la misma con un grado mayor de exigencia; así como también, podemos decir antes la competencia era local y/o regional, mientras que hoy es mundial; siendo no solo física sino también digital (Ej en el negocio del supermercado: Disco Virtual; Le Shop; etc).

En definitiva, esto hace que todo negocio deba ser repensado. Evaluando permanentemente, y de forma dinámica, que es lo que el cliente realmente quiere y necesita, qué hace la competencia, verificar cómo afecta la tecnología a mi negocio, verificar que no hay ningún producto y/o servicio sustituto, como así también que pasaría si mi negocio cambia en algún momento

Si bien, es normal que nos cueste hacer esto en el día a día. También es cierto que es más cómodo no hacerlo “si total me va bien”. Pero OJO que algún día me puede comenzar a ir mal y las posibilidades de resistir serán menores (Dicho: es preferible ir al médico como paciente para que me digan que enfermedad tengo y tener posibilidades de curarme, a que me hagan la autopsia para saber de qué he muerto – Negocio vivo vs. Negocio muerto).

El replantearse el negocio es vital para la empresa de hoy. Digamos que es como el ejercicio, al principio cuesta, pero cuando uno lo hace, piensa sobre su negocio y toma decisiones, luego, sin dudas, se ven los frutos del entrenamiento.

Por si quedan dudas, cuando alguien pregunte por qué ahora tengo que cambiar o repensar mi negocio, algunas de las principales razones son:

• Porque hoy los mercados se globalizaron

• Porque la globalización lleva a que la competencia sea cada vez mayor y dinámica

• Porque la tecnología afecta “la forma de hacer negocios” 

• Porque el consumidor cambió sus hábitos y la forma de comprar

• Porque lo importante es el servicio y crear permanentemente valor

• Porque si no cambio la competencia me come y puedo quedar fuera de mercado.

 

Este artículo es una cortesía del blog Grandes Pymes del Doctor en Ciencias de la Administración, Juan Carlos Valda.