01 APR 2016 | Artículo destacado

Responsabilidad social corporativa

¿En qué consiste y cómo se aplica?

La responsabilidad social corporativa (RSC), es una forma de dirigir a las empresas, basando la gestión en los impactos que su actividad genera a sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, y el medioambiente; es definida como una herramienta que sirve para aminorar el impacto negativo de las empresas sobre la sociedad.

Existen empresarios que consideran que el éxito de su compañía se debe a la sociedad y encuentran en la RSC una forma de retribuir lo más que pueden. Antes, las empresas no se preocupaban por este tipo de gestiones; sin embargo, con el paso de los años han tomado conciencia del impacto que tiene su labor en el entorno.

En este sentido, la Responsabilidad Social Corporativa se encarga de subsanar las necesidades corporativas que tenían los trabajadores y es la forma de aportarles de manera social, laboral y ambiental un entorno mejor, poniendo como uno de los principales paradigmas la sustentabilidad. Cada uno de estos ámbitos se ha fortalecido de maneras distintas, por ejemplo:

En el sentido del cuidado ambiental y sostenible, ahora las empresas se preocupan porque su producción afecte lo menos posible al ambiente, desde la instalación, los métodos de construcción y el material que utilizan para dar servicios.

Es común saber de hoteles que utilizan iluminación que ahorra energía, efectúan el control de residuos contaminantes como aceite, el depósito de pilas y aparatos tecnológicos en desuso dentro de espacios que sean controlados así como la utilización de materiales reciclados.

En cuanto a la responsabilidad laboral se han impulsado las acciones que coadyuven al mejor desarrollo de los trabajadores, como es el caso de actividades de integración, correcto manejo de sus derechos laborales y la posibilidad de crecimiento dentro de la institución. En este rubro, también se integra la necesidad de ofrecer espacios seguros para ejercer su labor y recibir una remuneración económica equiparable a las horas de trabajo.

Y en el caso de la responsabilidad social, se busca la integración de personas con capacidades diferentes y los adultos mayores, disminuyendo la discriminación por aspecto físico, creencias, buscando la integración de sectores desfavorecidos.

Es importante que cada vez más corporaciones se conviertan en socialmente responsables, para garantizar su posicionamiento y diferenciarse de otras empresas, para que puedan acceder a mercados más competitivos que exigen estándares, también, para que logren un mejoramiento en la utilización de sus recursos, un mayor aprendizaje e innovación y un establecimiento de relaciones armónicas, que se traduzcan en éxito.