14 DEC 2015 | Artículo de interés

Qué es el aguinaldo y cómo utilizarlo

Consejos útiles para administrarlo.

En las empresas existe una prestación anual denominada Aguinaldo, que consiste en dar un monto económico equivalente a 15 días de salario mínimo, dependiendo del tiempo que el trabajador ha prestado sus servicios en la empresa; por ley, se entrega antes del 20 de diciembre.

El aguinaldo es un premio que corresponde al presupuesto anual, normalmente se toman en cuenta los  días trabajados, descontando los días que hubo faltas injustificadas y ausencias por enfermedad. Las personas que trabajan por honorarios no reciben este beneficio, a menos de que laboren con un mismo jefe y el número de horas sea correspondiente a una jornada laboral completa.

Al recibirlo, es necesario analizar la situación financiera personal, y decidir si se utilizará para liquidar deudas, invertirlo o ahorrarlo. Este beneficio no en todas las empresas es obligatorio, en algunas sólo se dan estímulos o compensaciones.

Por ser una cantidad monetaria extra, no siempre es utilizado de forma correcta; por ello, existen algunos consejos para invertirlo de la mejor manera, y evitar desfalcos después de la cuesta de enero.

Mantener la calma. Es normal tener ansiedad por gastar el dinero recibido, principalmente porque es una cantidad extra, sin embargo, antes de gastar, hay que pensar si lo que se va a comprar es realmente necesario y urgente.

Pensar a futuro. Probablemente la primera idea que llegue a la mente del trabajador sea comprar regalos navideños, gastar en ropa, zapatos y demás utensilios; pero, invertir en lugar de gastar es una mejor opción. El aguinaldo puede ser el primer ladrillo para edificar un pequeño negocio que a la larga deje más ganancias.

Pagar pendientes. Una recomendación es utilizar este beneficio para pagar pendientes, de esta manera iniciará un año sin deudas económicas.

Invertir en el hogar. Si ahorrar, guardar o comprar no son opciones que parezcan viables, lo mejor será hacer arreglos a la casa, tal vez renovar la fachada, pintar las recámaras, impermeabilizar o cambiar la instalación eléctrica, reparar fugas y hasta modificar el diseño interior; de esa manera logrará que su inversión se vea y su familia la disfrute.

Al considerar estos consejos será más sencillo tomar buenas decisiones que tendrán mejores resultados a la larga.