30 NOV 2015 | Artículo de interés

Procrastinación laboral

Consejos para identificarla y prevenirla.

En la jornada laboral es común que los trabajadores dediquen la mayoría de sus horas a realizar actividades que previamente fueron especificadas por sus jefes; sin embargo, se ha desatado un fenómeno que afecta el desempeño dentro de la oficina, denominado: procrastinación.

La procrastinación, es la acción de diferir o aplazar las actividades obligatorias que deben atenderse con prioridad, sustituyéndolas por otras más agradables; dichas actividades pueden ser jugar en el teléfono, revisar las redes sociales o navegar en internet, por nombrar algunas.

Para identificar más claramente esta acción, describiremos a un trabajador de oficina que llega el lunes a las nueve de la mañana y antes de revisar los pendientes, desayuna, después pasa una hora platicando sobre el fin de semana con sus compañeros, alrededor de las once ingresa a su correo y encuentra una página de viajes, revisa los destinos probables para sus próximas vacaciones, en esta actividad se lleva toda la mañana.

Alrededor de las dos de la tarde se da cuenta que es hora de ir a comer; a las tres que regresa inicia su trabajo, pero antes, organiza una salida al cine con su compañera, después de ver las funciones, horarios, y promociones, ingresa a su mail, es momento de ver pendientes, pero ya son las seis de la tarde y la jornada laboral ha finalizado.

¿Cuántas horas dedicó realmente el trabajador a desarrollar los proyectos de la empresa?, probablemente menos de dos; por ello, a continuación se describen cinco consejos para no tener procrastinadores en la empresa.

1.- Reconocer.- es importante concientizar a los trabajadores sobre las actividades que provocan mermas en la productividad e identificar aquellos hábitos que los están afectando.

2.- Delimitar.- es necesario asignar tiempos específicos y fechas límite para cada tarea, con la finalidad de saber si se está dedicando el tiempo necesario al trabajo. 

3.- Establecer.- cuando ya se tengan actividades específicas, es momento de plantear objetivos y metas que cumplir por hora, día, semana y mes.

4.- Enfocar.-  eliminar distracciones es una manera de hacer más eficiente el tiempo de trabajo; por ejemplo, no usar tanto tiempo el celular o evitar búsquedas personales en internet.

5.- Aprender.- si se cuenta con demasiado tiempo libre y se invierte en actividades lúdicas, es mejor dedicar ese tiempo extra a actividades dirigidas a aprender algo nuevo, que beneficie el desarrollo profesional dentro de la empresa.

Las distracciones favorecen el desarrollo de la creatividad y tomar unos minutos de descanso en la jornada laboral ayuda a que la mente se amplíe, pero el secreto es balancear las actividades y poder dar un tiempo a cada cuestión sin descuidar lo importante.