21 JUN 2016 | Artículo destacado

Pasos para hacer realidad una idea de negocio

Nueve consejos de un emprendedor.

Grandes Pymes/Lourdes Pérez

En esta era de emprendimientos, surgen una gran cantidad de ideas de negocios pero muy pocas de ellas son llevadas a la realidad. Diego More, emprendedor de productos alimentarios a cargo de la Central de Alimentos, brindó nueve pasos prácticos para llevar una idea emprendedora a la realidad y para que sea sostenible en el tiempo.

1. Identificar una necesidad

Un emprendedor siempre está presto a identificar aquellas necesidades no satisfechas que necesita la gente. Por ello, hay que identificar si el mercado necesita algún producto o servicio que sea viable hacer o dirigir.

2. Conocer al público

Una vez identificada la idea de negocio, se debe estudiar el mercado, la posible competencia, hacer un comparativo de los productos o servicios, similares o sustitutos, evaluarlos por su calidad y precio.
Esta información permitirá tomar las mejores decisiones al momento de dar forma al servicio y/o producto porque, en el mejor de los casos, ayudará a ganar más con el menor esfuerzo.

3. Identificar la herramienta

Hay que identificar herramientas que hagan más eficiente la utilización de recursos durante el desarrollo de nuestra idea. Desde la generación de la empresa, selección de insumos o procesos, identificación de condiciones tributarias y servicio de terceros.

4. Un enfoque dedicado a las ventas

No perder de vista la calidad del servicio y/o producto, en aras de continuar creciendo. Asimismo, contar con un equipo o personal adecuado que pueda llevar el servicio con la más alta calidad.
El emprendedor debe generar visitas a potenciales clientes con el único objetivo de dedicar todo a las ventas.

5. Ser reservado con la información

El emprendedor debe ser cuidadoso sobre sus planes de negocio.

6. Momento de implementar

Una vez que se hayan completado cabalmente los demás puntos, es momento de tomar el riesgo y ejecutar el plan. Hay que tener en cuenta que emprender implica asumir una gran cantidad de riesgos, resolver problemas y enfrentar situaciones sin una experiencia previa. No obstante, si apasiona lo que se hace, todo ello brindará mayores fuerzas para seguir adelante.

7. Reunir un equipo talentoso

Generar un buen equipo de trabajo, que además comulgue con los objetivos y les apasione el sector en donde se desarrolla el proyecto, es un plus. Asimismo, es importante mantener las buenas relaciones con el equipo de trabajo, los proveedores y clientes. De esta manera, se formará un círculo virtuoso que hará crecer rápidamente la idea de negocio.

8. No temer al fracaso

¿Qué tan difícil puede ser volver a empezar? Recordemos que no es igual perder el miedo al fracaso que pensar que vamos a fracasar. Hagamos el emprendimiento preparados para lo peor, pero esperando los mejores resultados.

9. Perseverancia ante todo

La clave es la perseverancia y responsabilidad. Es confiar en el plan, y la capacidad de seguir hasta lograr el objetivo.

Para conocer más de este colaborador ingresa a: www.grandespymes.com.ar