10 MAR 2016 | Artículo de interés

Oficinas para empresarias

Detalles para lograr un espacio de confort femenino.

Antes, las oficinas eran ocupadas por una cantidad mayor de hombres, en la actualidad ya hay más mujeres compartiendo espacios laborales, lo cual significa un reto para modificar la imagen que tienen los espacios de trabajo. La llegada de mujeres a las oficinas implica un reto, por los detalles que buscan siempre imprimir a sus espacios.

Pero, ¿realmente es necesario que una oficina sea color rosa para ser ocupada por una mujer?, obviamente no, por ello, a continuación se describen algunos detalles femeninos, que no incomodarán a los compañeros de oficina, pero le darán un toque distintivo al espacio.

Flores. Tener un florero con un colorido ramo de tulipanes, girasoles o gerberas, permitirá que el sitio dé una imagen fresca con un toque especial; otra flor que combina perfecto y da un estilo elegante al espacio de trabajo son las orquídeas, es recomendable que las plantas que se pongan en la oficina sean pequeñas.

Colores. Si se cuenta con la oportunidad de elegir el color que llevarán las paredes de la oficina, se deben elegir tonos neutros y principalmente claros; algunos matices que son tendencia y combinan con cualquier espacio son: menta, agua marina y salmón; también, una composición de marrón con beige da la impresión de estilo. Por supuesto, el blanco es básico para dar mayor iluminación y aprovechar la luz natural.

Decoración. Un toque distintivo de los espacios de trabajo son los detalles, las paredes pueden ir acompañadas por cuadros de algún artista preferido, también es una buena idea poner un reloj (implica que se sabe el valor del tiempo), y de ser necesario vale la pena instalar alguna repisa con los libros predilectos.

Distribución. Las mujeres suelen organizar cada herramienta, por ello es recomendable usar recipientes que sean adaptables a cualquier espacio, con colores neutros y de tamaño compacto. Cestos de tela, cajas de mimbre y hasta libreros de madera son ideales para dar un toque atractivo a los espacios.

Herramientas. El espacio más utilizado durante el día es el escritorio, debido a esto la disposición de los muebles es vital, contar con un espacio iluminado incentiva la productividad; contar con un detalle como una fotografía es buena idea, también los portarretratos digitales son de gran ayuda, allí se pueden cargar una gran cantidad de fotografías, sin necesidad de que estén pegadas por todos lados del escritorio. Tener ordenadores de papelería es ideal para saber en dónde se encuentran los documentos importantes y evitar el desorden.

El espacio de trabajo debe incentivar la creatividad y las ganas de crear desde proyectos hasta productos atractivos. Estos detalles harán del espacio laboral un sitio armonioso y se logre mantener en concordancia con los demás integrantes de la oficina.