25 JUN 2013 | ARTÍCULO

No venda por vender, el cliente lo reconocerá

Hoy en día, las ventas en cual­quier rubro y bajo cualquier sistema son cada vez más difíciles.

Cortesía / Revista Gana Más

No es una tarea sencilla, los vende­dores no siempre están bien vistos y peor si un cliente ha tenido una mala experiencia con aquellos que ofrecie­ron cosas que no cumplieron. Enton­ces sí, ponen a todos en el mismo saco y cuesta mucho salir de él.

Vender no es fácil, sin embargo es el motor que permitirá la continui­dad del producto, ya que si no hay ventas, no hay empresa, sea que ofrezca productos o servicios. Todo se basa en conseguir y mantener a los clientes y cuando esto se pone cada vez más complicado, se hace necesaria una revisión de su fuerza de ventas y estrategias aplicadas, para hacer una reconversión nece­saria y mejorar sus niveles.

Es un hecho que a la mayoría de personas les gusta comprar pero a muy pocos les gusta que les vendan. Esa puede ser la razón para que las ventas por internet sean tan exitosas. Allí, el cliente es quien busca a la empresa, de acuerdo a las necesidades que tiene. Nadie lo llama, insiste, o presiona. Él acude a la empresa porque tiene una necesidad y la escoge entre varios prospectos, probablemente por el mejor pre­cio, mejor web, mejor explicación de su producto, etc.

Sin embargo, no todos pueden ven­der por internet, y algunas empresas deben ofrecer sus servicios y produc­tos directamente. No pueden que­darse esperando a que lleguen los clientes porque tienen compromisos fijos que asumir (sueldos, local, ser­vicios, producción, etc), cosa que no sucede con las empresas que solo venden por Internet.

En ese caso, busque mecanismos que lo ayuden a posicionar su marca en la mente del prospecto para que, cuando sea el momen­to, este se acerque y compre lo que su empresa está vendiendo, libre y convencido de que su pro­ducto es el mejor y el único. Aquí algunos consejos:

1- Publicite su producto o servicio en los medios orientados a su sector.

2- Ofrezca el mejor precio, averiguan­do cómo está la competencia.

3- Ofrezca beneficios adicionales. Hasta un pequeño obsequio por la compra cuenta.

4- Tenga a su cliente informado sobre las novedades de su empresa.

5- Si cuenta con página web, úse­la no solo para promocionar sus productos, sino dando in­formación útil que ayude a sus lectores.

6- Si no tiene página web, utilice los blogs gratuitos que inter­net le permite. Allí, ud. puede escribir artículos orientados a su sector o poner información adicional de ayuda.

7- Organice actividades gratui­tas para sus clientes, como cursos, seminarios, talleres, etc, de acuerdo a sus nece­sidades. Puede ser un pe­queño taller en su oficina o empresa que no le demande mucho gasto.

Recuerde que en estos tiempos no basta solo con tener un buen pro­ducto a un buen precio. Es impor­tante lograr la fidelidad del cliente y para ello es hasta más recomen­dable la inversión en mantener a sus viejos clientes que buscar nue­vos. No venda por vender, el clien­te lo reconocerá y huirá de usted para irse con la competencia.