22 MAR 2016 | Artículo de interés

Mujer, madre y empresaria

Consejos para cumplir con cada rol.

El papel de las mujeres actuales es multifuncional, algunos de los roles que cumplen diariamente son: esposa, madre, abuela, trabajadora y empresaria. Cada rol, representa un reto, por ello se debe dedicar un tiempo específico para desarrollarlo correctamente.

Pero, ¿qué sucede cuándo uno de los roles empieza a tomar más tiempo, haciendo que se descuiden los demás?, el balance que lleva la mujer se ve descompensado.

Por esta razón, es importante conocer cómo dedicar tiempo y espacio a cada rubro, con la finalidad de que todos los sectores de la vida personal y profesional se compaginen correctamente.

Consejos:

Definir prioridades: ¿qué es lo más importante, la familia o el trabajo? Cuándo ya se han definido las prioridades, es momento de avanzar; así será menos complicado tomar una decisión cuando se enfrenta un problema inesperado.

Plantear posibles escenarios: ser mamá es un papel importante para la mujer, pero también tener un empleo que pueda solventar sus necesidades; por lo tanto, hay que definir las situaciones que se pueden presentar, la posible solución y las estrategias de emergencia, por ejemplo, un festival escolar el día de una junta importante.

Organizar tiempos: cuando se cuenta con muchas actividades, planes e ideas en mente, es usual que se quiera abarcar mucho, pero cueste trabajo concluir lo planteado; por ello, es necesario que se establezcan horarios para definir las actividades, respetando los tiempos será más fácil lograr objetivos. Una gran idea es organizar de lunes a domingo las actividades y no abandonar el plan.

Establecer horarios flexibles: una magnífica opción para cumplir con los requerimientos del hogar y la oficina es tener la oportunidad de laborar por horarios, tal es el caso de quienes hacen homeoffice o que trabajan como freelance. Este tipo de trabajo es ideal para dedicarse de lleno al hogar y dedicarle unas horas al desarrollo profesional.

Eliminar lo que sobra: hay actividades que se realizan rutinariamente y llega un momento en el que pierden sentido del por qué se llevan a cabo; hacer una reflexión de todo lo que está sobrando, y utilizar este tiempo en otras actividades es un plus al momento de trabajar.

Y principalmente, para las madres trabajadoras es sumamente necesario que tengan los pies en la tierra, que no de culpen por dejar a sus hijos en casa o el colegio y no se comparen con aquellas que tienen mejores posibilidades u horarios; el trabajo enaltece a los padres y enseña a los hijos a ser responsables.