04 NOV 2016 | Artículo de interés

La productividad es la clave para el crecimiento de tu negocio

Existen muchas maneras de incrementar tu productividad, pero un excelente paso para iniciar es tener un listado lo más detallado posible de las prioridades.

Ser dueño de tu propia empresa involucra muchos factores que dependen principalmente de ti, lo que hagas con el tiempo que tienes y crear un equipo de colaboradores que te ayuden a alcanzar las metas que te traces. Todo lo que haces impacta directamente a tu negocio, así que mientras más productivo seas, más oportunidades de mejorar podrás encontrar.

Existen muchas maneras de incrementar tu productividad, tal y como lo menciona Shana Lebowitz de Business Insider y LearnVest, pero un excelente paso para iniciar es tener un listado lo más detallado posible de las prioridades. Al saber exactamente lo que debe hacer cada persona se puede tener control del tiempo, los recursos y así poder hacer más cosas en menos tiempo. Una buena regla es que lo esencial siempre debe estar al tope de la lista e ir pasando a otras tareas en orden de importancia, una a una.

También todos sabemos que el tiempo es el recurso más escaso, por lo que cualquier cosa que ayude a reducir el tiempo invertido en ciertas tareas será tiempo ganado para cosas que requieren más atención. Puede que pases una buena parte del mes haciendo pagos de servicios y proveedores, o bien haciendo cobros de cheques y transferencias bancarias, algo que puedes hacer manera más fácil, rápida y segura utilizando los servicios de Visa Empresarial. Consolidando y automatizando los pagos de operación como la luz, agua, teléfono, internet y otros servicios, pagando proveedores desde una plataforma segura y recibir pagos con tarjeta de tus clientes reducirá drásticamente el tiempo que sueles tomar haciendo todo esto. Menos tiempo administrando, más tiempo para generar negocio.

Por último, pensar a largo plazo te permite crecer de la mejor manera. Al planear tu crecimiento debes tomar en cuenta los aliados de negocio que te ayudan a crecer con el menor esfuerzo. Al comprar equipo o maquinaria, expandir operaciones fuera de tu área geográfica o desarrollar nuevos productos o servicios, cada aliado que tienes será una pieza muy importante en ese plan de crecimiento.

Ser productivo no sólo es manejar bien el tiempo y los recursos, sino también qué herramientas tienes en tus manos para que las cosas funcionen como deben y el tiempo que inviertas en cada actividad responda a los objetivos y metas que te has trazado.