23 FEB 2016 | Entrevista

La importancia de la tecnología en el desarrollo empresarial

“Contamos con un departamento de sistemas integrado por programadores, auditores, operadores, diseñadores de software que trabajan permanentemente en desarrollos”: Hertz.

Tener una empresa implica estar a la vanguardia, ir al ritmo que el mercado requiere, dar solución inmediata a los problemas que se van presentando y tener claro que los avances tecnológicos generan desarrollo.

La tecnología avanza y a su paso, relega a todas aquellas empresas que no se animan a innovar, que no se atreven a probar con nuevas opciones tecnológicas. Existen ejemplos muy simples como aquellas empresas que se rehúsan a utilizar las redes sociales, que temen al impacto del comercio electrónico y otras alternativas tecnológicas para los negocios.

Pero aquellas que ven a la innovación tecnológica como una aliada, que les brinda una posibilidad de crecimiento, logran mantenerse vigentes en el mercado y su competitividad es mayor; tal es el caso de Hertz, una arrendadora de automóviles ubicada en Colombia que ha encontrado en la tecnología la forma de hacer más eficiente su labor y ofrecer un mejor servicio.

En este sentido, Carlos Otalora, Director Nacional de Hertz, radicado en Bogotá, señala que el tema tecnológico debe ser una prioridad, porque los clientes exigen mejoras en el servicio, los empleados necesitan agilidad en los programas que trabajan y principalmente para evitar pérdidas.

Explicó que un ejemplo de la aplicación de herramientas tecnológicas fue la implementación de un programa de seguimiento que actualmente tiene el registro completo de las operaciones, el cual surgió por la necesidad de hacer más ágil y seguro el servicio.

“Tenemos un software de creación propia muy poderoso que nos indica en tiempo real cómo se hacen las operaciones desde otras ciudades; este desarrollo se dio porque en el mercado no había algún programa que garantizara la correcta administración de la flota automotriz, entonces, la creación de EquiSoft subsanó todas las necesidades en materia tecnológica”.

Afirmó que cada vez van desarrollando más el programa, haciéndolo liviano, sofisticado, convirtiéndolo en el corazón de la operación en Hertz. Dijo también que poco a poco se implementaron al programa más módulos, líneas de servicio y producción, incorporando una mejor tecnología de control; actualmente todos los carros tienen GPS, lo que les permite dar seguimiento en tiempo real, por supuesto, con el apoyo del capital humano.

“Contamos con un departamento de sistemas integrado por un staff de programadores, auditores, operadores, diseñadores de software, quienes recientemente están trabajando en una aplicación, próxima a implementarse, también buscan que nuestro software -que está en permanente desarrollo-, sea cada vez más robusto, confiable, un mejor generador de información para tomar decisiones”.

Destacó que al interior de la empresa, en materia de tecnología se encuentran en constante desarrollo, en este momento están rediseñando la página web, que actualmente sólo es informativa, pero la expectativa es que puedan vender a través de ella.

“Nuestra página web tiene buen tráfico, pero estamos buscando que también sea una plataforma de compra, de reserva en línea, estamos en el rediseño; será un nuevo reto, porque aún no hay una cultura de seguridad en la web, no es tan fácil decirle al cliente que se sienta seguro en hacer transacciones por internet, pero pondremos todo nuestro esfuerzo para que funcione”.

Para concluir, Carlos Otalora  comentó que el trabajo que llevan a cabo en materia de tecnología va de la mano con la atención al cliente, que tratan de hacerla lo más personalizada posible, buscando la fidelidad de quienes utilizan sus servicios, tratando siempre de llevar un correcto seguimiento y manteniéndose al tanto de sus necesidades.

“Para lograr que las empresas tengan buenos resultados es importante pensar diferente, actuar diferente y perseverar; es costoso, hay que invertir demasiado: tiempo, dinero, dedicación, pero los resultados valen la pena”, concluyó.