25 FEB 2016 | Artículo de interés

Innovación empresarial: actores y factores

Capital humano, indispensable en el proceso.

La palabra Innovación proviene del término Innovo “hacer nuevo”, “renovar”; en el caso de las empresas, es aplicada para redescubrir el negocio, reinventar la manera de atender, realizar cambios en la imagen, integrarse a nuevos rubros, con la finalidad de  incrementar las ventas y conseguir reconocimiento en el mercado.

En el libro “La gerencia de empresas”, Peter Drucker señala que la innovación es como concebir y realizar algo nuevo, todavía desconocido e inexistente, con el objeto de establecer relaciones nuevas entre elementos viejos, conocidos y existentes, para darles una dimensión económica distinta.

Lo que se traduce en que la innovación se dará siempre y cuando algo “nuevo”, se agregue a la manera en que ya se trabaja, puede ser a través de la puesta en marcha de estrategias, la introducción de productos, así como cambios en el proceso administrativo; la implementación de un nuevo método de organización aplicado a las prácticas de negocio, al lugar de trabajo o a las relaciones externas de la empresa.

Tiene relación con la puesta en práctica de nuevos métodos de trabajo, desde las prácticas de negocios empresariales en la organización, del puesto de trabajo, como en las relaciones externas de la empresa.

Comúnmente, el innovador convierte los problemas de la empresa en fuentes de innovación, poniendo su capacidad y experiencia, brindando constantemente ideas.  Por lo tanto, la innovación depende directamente del capital humano y de la forma como las nuevas ideas se ponen en práctica. La adopción de bienes y servicios destinados a solucionar necesidades existentes y a las nuevas que surjan, apropiadas, útiles y viables, son indispensables. 

Cabe hacer mención que la principal fuente de innovación está en el vertiginoso desarrollo de los conocimientos, por ejemplo cuando surge una idea, un método, un instrumento, también cuando se transforma el modo de pensar en los negocios o concepto de negocio, servicios; buscando nuevas formas de entrar en el mercado, de producir, de organizar, solucionar problemas, realizar adaptaciones y modificaciones

Por todo lo anterior, resulta necesario y urgente que las empresas tomen conciencia de la importancia de innovar, escuchando las nuevas ideas y teniendo siempre la apertura de aprender más de los procesos tecnológicos.