30 APR 2013 | COLUMNA DE OPINIÓN

En el 2013 el mercado latino es el protagonista

La crisis económica que atraviesan las grandes potencias hizo temblar el tablero del ajedrez económico mundial. 

Por Hernán Calderale / Revista Gerencia, Editorial EMB

Se habla de que este año será un período único para el mercado de la tecnología. Sin embargo, más que un año decisivo, 2013 será una época de transición. Muchos se preguntarán: ¿por qué de transición? La explicación es simple. Las empresas han entendido lo importante que es contar con herramientas tecnológicas que les permitan recortar gastos y las hagan más competitivas. Durante este año lo que posiblemente ocurra es que muchas compañías se verán impulsadas a renovar su infraestructura tecnológica, aunque con cautela debido a que el abismo fiscal del que está saliendo Estados Unidos, la recesión por la que aún atraviesan muchos países europeos y el cambio de liderazgo en China, todavía preocupan a los inversionistas.

La transición se debe precisamente al hecho de pasar de un bajo consumo de tecnología a un tope elevado. ¿Por qué ocurrió esto? En 2012, el gasto de innovación de las empresas se situó en los 48.000 millones de euros, 10% menos de la cifra que se registró en 2011 (53.000 millones de euros). La tendencia indica que cuando la carga económica de la crisis se alivie habrá menor presión en los presupuestos de Tecnologías de Información (TI) y es de esperarse que se disparen las compras de nuevas tecnologías, incluso se prevé que en 2014 se experimentará un crecimiento mundial del 6,7% sobre la cifra de 2012.

La gran sorpresa es que los protagonistas del gasto tecnológico durante 2013 no serán precisamente las grandes potencias sino, por el contrario, brillarán los países emergentes. Según Forrester Research, América Latina, Europa del Este, Oriente Medio y África, serán los lugares donde la compra de tecnología para empresas alcanzará un 9% en los próximos dos años, mientras que Europa, debido a la recesión, será la región que menos inversión hará. Estados Unidos, por su parte, crecerá un 7,5% y el área de Asia del Pacífico, un 4%.

El caso latinoamericano

Los empresarios latinoamericanos saben hoy que la clave para sobrevivir en el agresivo mercado mundial y superar a sus competidores de otras economías emergentes es la innovación, por esta razón, sus inversiones este año estarán centradas en la modernización de la estructura tecnológica empresarial. 

IDC Latinoamérica, así como Forrester-Research, asegura que la industria de TI en Latinoamérica alcanzará este año un crecimiento cercano al 10%, presentando inversiones que llegarán a US$140.500 millones. Los tres países que liderarán el incremento en tecnología serán México, Brasil y Colombia con índices que llegarán al 13%, 12% y 11%, respectivamente.

Aunque todavía existen diferencias estructurales respecto a economías más desarrolladas y los mercados emergentes, como el de América Latina, los segundos han dado y seguirán dando pasos agigantados para consolidarse y mantenerse como mercados fuertes. Si estos países emergentes continúan por buen camino, es decir, creciendo a dos cifras e impulsando el uso de la nube, el big data y las redes sociales, podrán darle batalla a las grandes economías. Las cifras indican que las empresas de los mercados emergentes harán un gasto de tecnología del 8,8% que es igual a US$730.000 millones, esto es el doble de lo que invertirán los mercados desarrollados.