29 JAN 2016 | Artículo destacado

Empresa nueva, un nuevo reto

El inicio de año es la oportunidad perfecta para emprender.

Hay que iniciar el año con nuevos retos y expectativas para cumplir. Uno de los propósitos que los emprendedores se plantean es iniciar al fin, la empresa de sus sueños. Antes de aventurarse a establecer un proyecto, es importante tomar en cuenta cuestiones legales, laborales y administrativas, para que la duración del proyecto se mantenga por muchos años.

Antes de empezar, es importante que la empresa se registre ante las instituciones correspondientes. Establecer una compañía con legalidad, es garantía de un proyecto que durará por muchos años, siempre y cuando se haga una declaración responsable y transparente de la información.

Cuando ya se ha registrado la empresa, es importante realizar un análisis financiero, desde la inversión económica para establecer el sitio, comprar los insumos y pagar los sueldos, hasta los gastos que pueden aparecer con el paso del tiempo. Delimitar cuánto dinero se gastará mensualmente, evitará que se tenga un desfalco y no saber en dónde se invirtió el dinero.

No hay que olvidar las obligaciones fiscales, verificar que todos los requerimientos de impuestos y pagos nominales estén en orden, mientras mejor establecidos estén los pagos, será mucho más fácil hacer un buen historial y consolidarse como una empresa sana y socialmente responsable.

Otra de las novedades que han funcionado actualmente en las empresas es mantenerse como aliados del ambiente; el desarrollo sustentable le brinda a las empresas la oportunidad de estar a la vanguardia, ser respetuosos del entorno natural y gastar menos en insumos que no son necesarios; la tecnología permite evitar gastos en papel, hace que los trámites sean más sencillos y a un solo click.

Y el punto más importante al momento de establecer un proyecto, tener claros los códigos de ética, fomentar los valores, plantear un reglamento interno que rija la manera en que los empleados se desempeñan.

Es importante tomar en cuenta que todos los proyectos suelen cruzarse con conflictos, pero la única manera de solucionarlos es manteniendo una cordial comunicación entre los integrantes del equipo, que se base en el respeto entre los compañeros.