02 MAY 2016 | Artículo de interés

Emprender en América Latina

Panorama latinoamericano para el emprendimiento.

¿Qué tan complicado puede ser emprender en América Latina?, una pregunta que es necesario responder para saber a qué se enfrentan los emprendedores en dicha región: retos, ventajas, desventajas, posibilidades de crecimiento y éxito.

El emprendimiento va más allá de la edad, además de los jóvenes que ponen en marcha sus ideas mientras terminan de estudiar, ahora los emprendedores también son adultos mayores que desean seguir produciendo después de su jubilación; el género tampoco importa, tanto hombres como mujeres se animan a abrir empresas; un factor que dejó de influir es el dinero, pues ya es posible iniciar negocios de comercio en línea, con costos bajos y hasta los nuevos comerciantes ven a la exportación como una posibilidad redituable.

El área tecnológica ha sido de las más explotadas en los últimos años, la creación de aplicaciones, la prestación de servicios a través de la red y la producción  de contenidos ha logrado que se vea como un mercado potencial y en proceso de continuar desarrollándose.

Por supuesto, existen desafíos al momento de emprender, por ejemplo: la competencia del comercio informal, el tiempo para hacer los trámites de registro y los costos de los permisos; sin embargo, las oportunidades para establecer negocios y poner en marcha nuevos proyectos es creciente.

Es necesario destacar que por las mismas limitaciones que existen en materia de emprendimiento en América Latina, las instituciones gubernamentales y privadas se han enfocado en crear innovadores y atractivos programas de apoyo, en los que se incentiva a los emprendedores a poner en marcha sus ideas, con la finalidad de hacer más activa su participación en el mercado laboral.

Asimismo, las autoridades brindan mayores facilidades para crear programas de incubación de empresas y simplificación administrativa para hacer los trámites. Otra cuestión que facilita e incentiva el emprendimiento son los cursos gratuitos que ofrecen instituciones educativas, así como las convocatorias impulsadas por organismos no gubernamentales que dan apoyos económicos y ven al emprendimiento como una posibilidad de hacer crecer la economía.

Aunque falta mucho por hacer, los esfuerzos de las autoridades en materia de trámites, apoyos, reformas de reglamentación de negocios, disminución de costos en papeleo, avanzan día con día y son algunos de los factores que han ayudado a que América Latina se esté conviertiendo poco a poco en una región competitiva para emprender.