24 SEP 2013 | NOTA DE INTERÉS

El verde es lo que se lleva

Promover la ecología y el cuidado del medio ambiente ya es una tendencia en las empresas.

Reciclar cada hoja de papel y apagar el cigarrillo antes de entrar en la oficina, se está volviendo tan normal y cotidiano en las empresas como el trabajo mismo. Y todo esto es gracias a que muchas compañías se proponen un cambio cultural en a favor del medio ambiente y, para eso, buscan la participación activa de sus empleados.

Una de las iniciativas que más adherentes tiene en las empresas del mundo, es el reciclado del papel. Sin embargo, en aquellos países donde el cuidado del medio ambiente lleva más años, las empresas han optado por pedirles a sus trabajadores que para llegar al lugar de sus labores se reúnan en grupos con el objetivo de utilizar un solo vehículo y por ende generar menos contaminación ambiental.

Mentalidad “verde”

A tal llega el nivel de la responsabilidad social en algunas empresas, que se han creado grupos de empleados o Green People preocupados de promover iniciativas en favor del medio ambiente. Un ejemplo de esto, son los trabajadores que optaron por llegar en bicicleta a sus puestos de trabajo, previa solicitud de construcción de un estacionamiento para bicicletas, con el fin de no contaminar el medio ambiente.

Este mismo grupo de trabajadores se encarga de reciclar el papel apto, cartones, latas y plásticos, además de pilas, baterías y tubos fluorescentes, ya que elementos como el mercurio y metal que tienen estos artefactos, dañan enormemente el medio ambiente.

A los programas de reciclajes que han instaurado las empresas, se suma la prohibición de fumar. Hace ya varios años que muchos edificios corporativos son lugares libres de humo.

Otros elementos que han incorporado las empresas como una forma de cuidar el planeta, es que solo se imprimen los documentos que sean expresamente necesarios, se instalan recipientes de basura donde se especifica la basura que se debe botar y en qué condiciones. Otra medida es realizar la  limpieza de casa,  que consiste en que una vez al mes todos los empleados deben limpiar y poner orden en sus lugares de trabajo. Todas estas iniciativas van creando cultura y conciencia en las personas.

 

Sin duda, el resultado de estas iniciativas demuestra la vocación de los empleados por cuidar el medio ambiente. Sólo necesitan una pequeña ayuda de sus empresas.