26 SEP 2013 | NOTA DE INTERÉS

El desafío de ser jefe por primera vez

Las jefaturas vienen llenas de oportunidades y grandes responsabilidades a las que hay que saber responder.

Muchos son los que se han visto sorprendidos con la noticia de un ascenso a la plana mayor o han concretado, por fin, el sueño de la empresa propia donde la palabra jefe resuena. Pero llevar éste título por primera vez no es algo tan simple y magnifico como se puede imaginar, ya que esto conlleva mayores responsabilidades y se presenta como un desafío que hay que saber manejar, no solo por un bien personal, sino por un bienestar corporativo.

Es importante que si una persona es elegida para ser jefe comprenda que los superiores han visto el potencial profesional y humano que lo hace digno del cargo. Así que hay que asumir con seguridad y profesionalismo el voto de confianza.

Por otro lado están los que son jefes por primera vez, debido a que se aventuraron a emprender. Al ser novato en el rubro de dirigir un negocio puede que se improvise en todo momento, pero es solo en la práctica donde se adquirirán las competencias para poder hacerlo bien.

Una fórmula mágica que dé como resultado el ser un buen jefe a los ojos de todos, no existe, pero sí hay datos que pueden ser muy útiles:

- Se debe escuchar y aprender de los otros, tratando de conformar un  equipo.

- Se debe saber comunicar lo que se quiere y espera del equipo, informando sobre las tareas y proyectos a realizar.

- Dar el ejemplo llegando a la hora y trabajando como corresponde es la mejor manera para que el equipo siga el mismo camino.

- Solucionar los problemas que se presentan de manera correcta debelará la capacidad de ser jefe, por eso, hay que estar siempre atento de dónde y cuándo se necesita el apoyo y la resolución de una jefatura.

- Entregar apoyo y reconocimiento a los trabajadores debe ser un hábito.

- Es importante que un jefe sea claro y decidido, ya que si se cambia de manera contante de parecer el equipo perderá confianza.

- Es bueno involucrar al equipo, explicarle los objetivos de la empresa.

- Se debe ser paciente y constante, porque desarrollar habilidades gerenciales toma tiempo.