14 JUN 2016 | Artículo de interés

Eco-eficiencia: solución ambiental empresarial

Definición y resultados de su uso.

La Eco-eficiencia es una estrategia de gestión que permite el uso eficiente de recursos sin afectar la calidad de los procesos o servicios que brinda una organización. El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD), acuñó el término y propuso una definición que continúa vigente.

Esta definición señala que la Eco-eficiencia se alcanza mediante la distribución de bienes con precios competitivos y servicios que satisfagan las necesidades humanas y brinden calidad de vida;  a la vez, que reduzcan progresivamente los impactos medioambientales de bienes y la intensidad con la que se utilizan los recursos, a través del ciclo de vida entero, en el que intervienen la reutilización y reciclado de productos, entre otras opciones.

Específicamente, dicha estrategia busca conseguir más bienes y servicios utilizando menos recursos y ocasionando menos contaminación. Con esta práctica se puede conseguir la reducción material de bienes y servicios; diminución en el uso de energía; dispersión reducida de materiales tóxicos; reciclar materiales de forma mejorada; cambios en la oferta y demanda de bienes y servicios; un uso máximo de recursos renovables y por supuesto mayor durabilidad de los productos.

Es importante hacer mención que las empresas Eco-eficientes adquieren competitividad ambiental al incorporar una decidida gestión ambiental en sus procesos productivos y financieros. Con ello, fomentan los beneficios que genera el adecuado uso de los recursos energéticos y naturales, como el aprovechar la mayor cantidad de horas de luz natural al día; desconectar los aparatos eléctricos al abandonar el centro de labores; concientizar al personal sobre el ahorro de agua, la reducción del uso del papel y promover el reciclaje, entre otras acciones.

Lograr ser una compañía Eco-eficiente no es exclusivo de las empresas grandes o trasnacionales, también las micro, pequeñas y medianas empresas también tienen la posibilidad de transformar la manera como trabajan, con la finalidad de ser más responsables con su entorno.

Poner en marcha las soluciones antes mencionadas coadyuva a que sus actividades sean además de eficientes, sin impacto ambiental y sin repercusiones a futuro; iniciar la Eco-eficiencia con las empresas en desarrollo garantiza que al llegar a su madurez, el impacto que tengan con el ambiente sea únicamente positivo.