26 NOV 2015 | Artículo de interés

Diez enemigos de las empresas

Qué NO debe hacer un emprendedor al crear su compañía.

En la mayoría de los artículos dirigidos a los emprendedores se habla de la manera en que deben trabajar para que sus empresas tengan éxito; sin embargo, es necesario que también conozcan cuáles prácticas deben evitar para que sus proyectos no fracasen.

A continuación se detallan diez factores que seguramente llevarán a la ruina cualquier proyecto, principalmente si se realizan sin tener conocimiento de ello.

1.- Iniciar un proyecto sin conocerlo: cuando llega la idea al emprendedor, lo emociona empezarla cuanto antes. Suele suceder que se inicia el proyecto sin tomar en cuenta los factores a favor y en contra; por eso, es importante que antes de aventurarse se inmiscuya en el proyecto, y lo analice detenidamente.

2.- Gastar las ganancias: de acuerdo a la experiencia de los grandes empresarios, es importante que todos los ingresos permanezcan en la empresa hasta después de los primeros cinco años de su creación, gastar los ingresos es la manera más fácil de nunca ver ganancias.

3.- Evitar la publicidad: muchos negocios consideran que la publicidad “voz a voz” es la mejor; y aunque tienen un poco de razón, en la actualidad se deben usar todos los medios posibles -incluyendo las redes sociales-, para dar a conocer los servicios o productos que se ofrecen.

4.- Actitud negativa en la oficina: para tener un entorno favorable es necesario que los empleados trabajen de forma positiva, para que esto suceda es necesario estar al pendiente de sus necesidades y reconocer sus logros.

5.- Evitar capacitar a los colaboradores: el mundo avanza todos los días, la tecnología no se detiene, mantener capacitado al personal de una compañía es una de las claves de éxito.

6.-  Incumplir promesas: cuando una empresa está iniciando, es de suma importancia que la reconozcan por un plus que la distinga de las demás, este extra puede ser entregar la mercancía de forma puntual, dar el servicio prometido, negociar con productos de buena calidad; si la empresa no es formal, seguramente los clientes se alejarán.

7.- No administrar: gastar por gastar es un vicio en el que muchos emprendedores caen; para lograr que la inversión retorne rápidamente es necesario que la administración sea correcta, y se pague a los proveedores, en tiempo y forma.

8.-  Atrasar el pago a los trabajadores: sin importar el tipo de empresa, es esencial pagar los sueldos en tiempo y forma, por ejemplo, si la fuerza de ventas en una empresa recibe su pago de forma intermitente, es probable que disminuyan su productividad.

9.- No delegar funciones: cuando no se realiza un análisis estructural del negocio, ni se describen las funciones específicas de cada trabajador, es muy probable que no se estén realizando las tareas completas.

10.- Tener gastos conjuntos: una vez que la empresa avance, es importante separar los gastos personales; para ello existen tarjetas empresariales que ayudan a mantener los consumos de forma individual y tener un mejor control del dinero que se maneja internamente.

Con estas diez recomendaciones de qué no se debe hacer, es más probable que un emprendedor tenga éxito al poner en marcha su proyecto.