25 JUL 2016 | Artículo de interés

Decisiones acertadas de un líder

La historia detrás de una empresa preocupada por sus colaboradores.

Ser líder, no sólo significa dar órdenes y esperar que los resultados positivos lleguen; lo que realmente significa ser líder es tener la capacidad para trabajar por un objetivo en común y beneficiar al equipo, instarlos para que mejoren constantemente y los resultados sean más positivos, hacer sacrificios para optimizar la realidad del entorno.

Existen diversas iniciativas por parte de gerentes y dueños de las empresas para tener empleados más comprometidos, por ejemplo premios de productividad, instalaciones innovadoras, cursos de mejora constante; aquellos jefes son quienes tienen la convicción de que pueden obtener el éxito siempre y cuando su equipo de trabajo esté preparado y con la disposición de crecer en conjunto.

Este es el caso de Dan Price, el CEO y Co Fundador de Gravity Payments, una empresa encargada de procesar pagos de tarjetas de crédito, apoyando a pequeñas y medianas empresas con servicios financieros. Esta compañía nació en el 2004 en la ciudad de Seattle, mientras este joven emprendedor estaba empezando la universidad y tenía 19 años.

Su idea de negocios se fue desarrollando y poco a poco se convirtió en una fructífera compañía con más de una centena de empleados. El salto a los reflectores de esta empresa y su director se dio durante el año 2015, cuando Dan Price, luego de recibir una queja por parte de uno de sus empleados decidió hacer una reingeniería en la cantidad de los ingresos.

La queja provino por parte de un colaborador que señaló estar a disgusto porque el CEO ganaba seis veces más que los empleados, fue entonces cuando Price hizo el anuncio de que disminuiría su salario, para que los demás empleados tuvieran un ingreso anual de 70 mil dólares, lo que les permitiría desarrollar sus proyectos personales.

Esta noticia tuvo varios impactos, primero ser reconocido en el mundo por una iniciativa muy dadivosa, después porque con esta idea logro conservar a más de la mitad de su plantilla laboral por más tiempo, fidelizarlos y conseguir que sean empleados comprometidos y en tercer lugar, obtuvo empleados decididos a hacer crecer su empresa.

Recientemente, los colaboradores de Gravity Payments, le regalaron a Dan un automóvil como agradecimiento a su sacrificio, que ha dado grandes frutos al proyecto y, por supuesto, a su equipo de colaboradores. Esta historia es tan sólo un gran ejemplo de las iniciativas que los líderes son capaces de brindar y que pueden cambiar el rumbo de las empresas.