10 AUG 2016 | Artículo de interés

Consejos para desaparecer las deudas

Cuatro recomendaciones para mantener finanzas personales sanas.

Endeudarse puede causar estrés y demás problemas de salud, por la preocupación que genera tener que pagar deudas que en ocasiones crecen más y más. Con la finalidad de tener finanzas sanas, es importante seguir las siguientes recomendaciones para salir cuanto antes de los compromisos que en ocasiones hasta quitan el sueño.

1.- Compras premeditadas. Cuando alguien ofrece un producto, que se puede pagar a plazos, es mejor rechazar la oferta. En ocasiones, el consumidor se deja llevar por la ventaja de obtener un producto de forma rápida, y sin una inversión. Sin embargo, esto genera deudas que no se analizaron previamente. Es sumamente necesario que al momento de adquirir un producto, se piense en los pros y contras, así como definir el presupuesto que se invertirá en él.

2.- Registro de gastos. Aunque en ocasiones es complicado llevar una bitácora de lo que se ha consumido, es necesario saber en qué se va el dinero. Los mayores gastos son los que provienen de pequeñas fugas de capital, por ejemplo el café para desayunar diariamente, los postres después de comer, y hasta el pago de estacionamiento. Si se realiza un registro de todos los usos que se dan al dinero, será más fácil eliminar aquellos que son innecesarios.

3.- Definir las inversiones. Todo el capital que se gana mensualmente corresponde a un capital, que en ocasiones, está destinado a gastos fijos, por ejemplo el pago de renta, los gastos de mantenimiento del hogar, costos de traslado en la ciudad y comida. Cuando se quiere ahorrar o subsanar deudas, lo principal es registrar todos los gastos que no se pueden sustituir, posteriormente, definir una cantidad a las actividades recreativas, sin rebasar el límite permitido.

4.- Establecer metas. Cuando ya se han seleccionado todos los gastos necesarios y aquellos que pueden surgir por imprevistos, es sumamente necesario destinar una cantidad fija para pagar las deudas. Es importante recordar que mientras menos tiempo se invierta en pagar, será mucho mejor. Establecer un tiempo para terminar de pagar, es ideal para volver a las finanzas sanas cuanto antes.

Estos consejos se deben aplicar de forma cotidiana hasta convertirlos en un hábito, quienes aplican a sus finanzas estas recomendaciones, pueden mantener una mejor administración personal, y por consiguiente, una mayor tranquilidad emocional.