02 AUG 2016 | Artículo de interés

Consejos para aplicar en Neuromarketing

Acciones sencillas para atraer a los clientes e incrementar las ventas.

En los últimos años, el Neuromarketing se ha convertido en una disciplina presente en las estrategias publicitarias y ha tenido resultados importantes en el ámbito comercial. Por ello, si se ha decidido iniciar un nuevo negocio, es importante leer estos secretos que permiten vender más y atraer a los clientes.

1.- La importancia del olor y el sabor: poner una degustación de pan recién horneado es una estrategia de los supermercados para atraer con el olor y después cerrar la compra con un buen sabor; es un hecho que un cliente hambriento, es presa fácil de cualquier truco publicitario.

2.- Colocación de mercancía: aquellos productos que son sumamente necesarios están al final de las tiendas, para que el cliente vea toda la mercancía antes de llegar a su objetivo. Al final, terminará comprando muchas cosas más de las que había pensado, debido a que sus necesidades surgieron en el camino.

3.- Cuesta más, cuesta menos: los artículos que quedan al alcance de los ojos, son siempre los de mayor costo, mientras que los más económicos, estarán en un peldaño inferior o superior; con esto, la tienda se asegura que la compra inicial será más costosa.

4.- Creando el ambiente: es más fácil que un comprador se quede en el sitio en donde se siente cómodo, a gusto, sin preocupaciones y con ganas de comprar; por ello, hay que crear el ambiente con música agradable, pasillos limpios, un olor atractivo e iluminación abundante, conseguir un entorno cordial en el cual, el visitante optará por comprar más.

5.- Rebajas sobre rebajas: las tiendas suelen hacer las baratas o descuentos para atraer a más clientes. Un letrero grande con la leyenda “FOR SALE” basta para que lleguen cientos de compradores, ya sea por curiosidad o por “necesidad”.

Algo infalible para vender es dar al cliente la impresión de que podrá llevarse la mejor mercancía, con un precio razonable, aunque en el momento no lo necesite, tal vez más adelante si lo haga. Los cambios de temporada son también un pretexto para aprovechar a cambiar el guardarropa y conseguir elevadas ventas.

Estas sólo son algunas estrategias, existen cientos más como poner en el camino a la caja golosinas para que el cliente -mientras espera su turno para pagar-, las consuma; hacer que las llantas de los carritos de despensa sean lentas, para que el comprador elija con mayor cuidado; poner la mercancía con precios en centavos, para dar la percepción de que son más baratos, etcétera. Toda estrategia es válida al momento de vender, sólo es cuestión de definir cuál es la mejor para cada tipo de negocio.