14 AUG 2013 | NOTA DE INTERÉS

¿Cómo proteger el computador portátil durante los viajes?

A la hora de viajar, los notebooks se han ganado un lugar primordial en la lista de elementos indispensables. 

Cortesía / Revista Gerencia, EMB

La facilidad de traslado y la posibilidad de conexión permanente los ha convertido en compañeros esenciales para las vacaciones y, en gran medida, para los viajes de negocios. Sin embargo, las comodidades y los beneficios vienen asociados a una inevitable serie de factores que amenazan estos equipos. Tener en cuenta pequeños aspectos, aunque parezcan irrelevantes, puede ayudar a preservar su vida útil y proteger los contenidos. A continuación, Andrés Indaverea, Consumer Marketing Manager de AMD, entrega algunos consejos para hacerlo.

• En primer lugar, es fundamental utilizar una funda. Aunque suele ser considerada un accesorio, lo cierto es que es un elemento que protege el equipo de potenciales incidentes. Cualquiera sea el medio de transporte, el mismo se verá expuesto a golpes o incluso a roces descuidados que pueden ser evitados utilizando una simple funda o bolso acolchado. Proteger los componentes internos como el disco duro y, principalmente, el procesador, es clave, especialmente cuando se utiliza el notebook fuera de la oficina. 

• Aunque pueda parecer muy obvio, es importante mantener el computador portátil siempre a la vista. En el medio de un aeropuerto colmado de gente es común no prestar especial atención al bolso donde se encuentra el notebook y dejarlo junto con el resto del equipaje. Por eso, guardarlo en una mochila o bolso pequeño es una buena táctica para mantenerlo cerca y seguro. Tener a mano la información que lo identifica, incluyendo la marca, modelo y el número de serie, puede también ser muy útil para localizarlo en caso de que se produzca algún incidente. 

• Si no está planeado utilizar el computador portátil, es recomendable guardarlo dentro de la habitación del hotel. En este caso es necesario asegurarse de apagarlo o bloquear la sesión del sistema operativo. También se puede habilitar una contraseña en el BIOS que lo proteja, de modo de impedir el acceso de terceras personas a los datos ubicados en el disco duro en caso de robo o pérdida. Para aumentar el nivel de seguridad, es importante utilizar contraseñas largas, con números y caracteres especiales. Una buena solución para encriptar los datos es TrueCrypt, que además es OpenSource. Por otro lado, es conveniente realizar backups con cierta periodicidad, de manera de conservar la información importante en otro lugar que exceda al equipo físico. Guardarla en un pendrive también es una buena opción. 

• Con respecto a los equipos públicos, conviene utilizarlos sólo para tareas que no involucren poner la contraseña de una cuenta privada. Además de ser bastante inseguros, suelen estar infectados con diversos virus que pueden perjudicar de forma permanente la información descargada. Es importante contar con un antivirus y solución antiphishing para conectarse a través de cualquier red Wi-Fi pública y utilizar un firewall junto al sistema de detección y prevención de intrusos habilitado cada vez que se trabaje desde un entorno público.

Cada día más, los notebooks constituyen una herramienta práctica e insustituible en los viajes. Ya sea por placer o negocios, permiten mantenerse en contacto, trabajar a la distancia y almacenar todos los datos en un solo espacio físico. Conservarlos en buen estado sólo requiere seguir una serie de recomendaciones que, con el tiempo, pueden convertirse en hábitos muy beneficiosos para alargar la vida útil del equipo.