30 APR 2016 | Nota destacada

Comida sana, mejor rendimiento

Alimentos básicos para tener un mejor desempeño laboral.

El trabajo exige mucha dedicación, esfuerzo y principalmente tiempo, estar en la oficina de ocho a diez horas es una exigencia de las compañías; algunos trabajadores sólo tienen una hora para comer y no siempre eligen los alimentos que son mejores para conservar la salud. 

Comer sano es también el secreto para llevar una mejor vida y algunos alimentos hasta permiten tener mejores ideas al momento de trabajar. Por ello, a continuación se describen algunos productos que son básicos en la alimentación.

1.- Las nueces, las almendras y todo tipo de frutos secos aportan gran cantidad de ácidos omega 3, omega 6 y vitaminas que contribuyen a mantener la mente ágil y fuerte. Es recomendable comerlos como una colación, para evitar comida chatarra entre comidas.

2.- Comer frutas y verduras es la mejor opción para los momentos de ansiedad y estrés; la manzana es una de las frutas que en mayor cantidad consume la gente, porque además de aportar vitamina C, el masticar quita la tensión facial, por su parte, la zanahoria es considerada la verdura para agilizar la memoria.

3.- Un alimento delicioso que al mismo tiempo resulta un gusto culposo es el chocolate; este producto es rico en vitaminas y además de ayudar para mejorar el estado de ánimo, está asociado a la concentración. Consumir 30 gramos a diario, es una opción favorable. 

4.- Para integrar a la dieta vitaminas, minerales y proteínas, es importante consumir cereales y pastas, los cuales además de ser ricos en proteínas tienen una importante cantidad de calorías que dan más energía y ganas de trabajar. 

5.- Por último y el producto más importante de consumo diario es el agua; dos litros de agua simple al día ayuda a tener una mejor digestión, acelera el metabolismo, da a la piel y el cabello un mejor aspecto, por supuesto es vital para que el flujo sanguíneo sea más liviano. 

Cuando se consumen de forma balanceada estos alimentos es más sencillo tener una salud envidiable y una mejor nutrición; comer sano se traduce en mejor rendimiento al momento de trabajar.