17 FEB 2016 | Artículo destacado

Comercio: es el momento de innovar

Exigencias del cliente que impulsan a mejorar.

Mantener un negocio actualizado requiere de trabajo, esfuerzo, investigación detallada de qué se puede ofrecer a quienes consumen, para que la fidelidad del cliente continúe. Es importante tener en cuenta que la mejor manera para hacer que un negocio rinda frutos y se mantenga en la preferencia de quienes son clientes es innovando.

Por ello, surge la Innovación Comercial que se utiliza principalmente en el ámbito empresarial y hace referencia a incluir características nuevas, ideas diferentes, que salgan de lo común, que hagan un cambio notable, que destaquen al producto o servicio. A pesar de que el término y la idea suenan sencillos, tienen un grado de dificultad, pues existen muchas empresas que se encuentran en este dilema todos los días.

La frase “todo lo que se podía inventar ya se ha inventado”, recobra valor cuando muchas empresas se niegan a innovar; según relata la leyenda Charles H. Duell, Comisario de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, en 1899 anunció el fin de los inventos de la humanidad, añadiendo que era inútil mantener abierta la oficina, porque no habría nada más que patentar; tal vez sus ojos ya habían visto suficiente.

Pero, realmente ¿qué puede hacer diferente al producto, en un mundo en donde ya muchas cosas se han inventado?, siempre hay algo: una idea nueva, un secreto que presentar a la luz, un recurso que facilite una complicada tarea, sólo es cuestión de pensar.

El ver más allá de lo que a simple vista parece importante ha permitido que los comercios implementen nuevas ideas, por ejemplo los servicios de Catering, llevando la comida hasta el cliente; los restaurantes con ventanas para ver la preparación de los alimentos; la creación de cafés especializados en dar un servicio rápido y con detalles personalizados; o restaurantes 360° ubicados en zonas altas de las ciudades para ver un bello paisaje mientras se deleita algún platillo.

Estas ideas surgieron por la exigencia del mercado, del análisis de qué le hacía falta al cliente, probablemente si los empresarios querían brindar un servicio de comida, tuvieron que encontrar la manera de no sólo establecer un comercio más y esperar a que la gente consumiera, tuvo que intervenir un  análisis, una introspección y, por supuesto,  la innovación.

Por lo anterior, es sumamente importante estar a la vanguardia hacer de un servicio común algo diferente, que llame la atención, de esta manera generar ventas y tener una respuesta positiva que deje huella en la memoria del consumidor.