13 JUN 2016 | Entrevista

Cocina de autor, opción empresarial

“La competencia es muy buena, para que las personas cuiden del negocio”: Donde Landeo.

Existen en el mercado cientos de negocios enfocados a la comida; el ámbito gastronómico es uno de los más socorridos para los nuevos empresarios y para lograr destacar es necesario implementar algo nuevo, que impacte y modifique los hábitos del consumidor.

Pensando en esto, se creó la cocina de autor, una estrategia culinaria singular y renovadora, que consiste en transformar los platillos, poniendo un detalle especial por parte de quien cocina; esta habilidad ha funcionado en restaurantes de nueva creación y suele ser un punto de referencia entre toda la oferta establecida. 

Este tipo de servicio se basa en el gusto tradicional, pero es tan innovador que representa un magnífico atractivo para quienes van buscando algo nuevo y sorprendente en el mercado. Una referencia de esto es el Chef Raúl Landeo Ceras, quien buscó implementar en Chile un concepto culinario para recordar los sabores de su tierra natal, Perú.    
“Cuando llegué hace dieciséis años, no había ingredientes peruanos aquí en Chile; entonces, tuvimos que reemplazarlos con otros productos, aunque no sabían igual. Pero poco a poco se fueron introduciendo los sabores en el gusto de la gente y les agradó la comida peruana. Los primeros días fue complicado, pero empezamos a reemplazar, probar, investigar, y logramos ser un referente gastronómico”.

Una de las ventajas que -a casi dos décadas de instalarse en Chile tiene Raúl Landeo-, es que no se detuvo ante los obstáculos, al contrario, buscó la manera de introducir su conocimiento en la cocina, y actualmente la gente lo reconoce como un chef prestigioso; por ello, abrió el restaurante “Donde Landeo”, que lleva su apellido y en él ha tratado de mezclar tres ingredientes esenciales: buen gusto, sabor y sazón.

Raúl Landeo asegura que con el paso de los años más restaurantes se han instalado con una propuesta culinaria parecida, pero no lo ve como un obstáculo, sino como un aliciente para trabajar de forma más dedicada.

“La gastronomía la llevo desde mi niñez, la llevo en la sangre cuando empecé a los 14 años; la comida criolla es la base fundamental para los sabores, las sazones, las raíces de un país donde uno se cría (…) En este negocio cuido mucho la comida, la preparación, el cuidado al entregar los alimentos, comprando los productos que necesitamos. Creo fielmente que la competencia es muy buena, para que las personas cuiden del negocio, para que innoven los platos, cuiden de los clientes, y sigan avanzando, ofreciendo cosas nuevas. Definitivamente, la cocina peruana entro a Chile para quedarse”.

Alto Perú  y Miski Wasi (casa dulce en el idioma quechua) son otros de los establecimientos en los que Raúl Landeo también pone parte de sus conocimientos gastronómicos, referencia fehaciente de que la cocina peruana es un sector que puede seguir creciendo siempre y aún tiene mucho que aportar al sector empresarial.