28 MAY 2015 | ARTÍCULO

Cinco lecciones para que tu negocio sea innovador

 La innovación resuelve problemas complejos, no se trata solo de ir de la A a la B, sino de desatar un nudo para llegar a una solución.

 

Cortesía / Revista Gana Más

La experta internacional Selene Castilla, directora de Diseño e Innovación at The Cocktail, participó, el fin de semana, como mentora del Startup Weekend Perú 2015, en la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL). Durante su charla introductoria -a un auditorio de jóvenes de emprendedores-, la especialista describió las cinco lecciones de la innovación en los negocios.

1. Fusión

“Lo primero que tenemos que pensar es que nuestro equipo entiende el mismo concepto de innovación. La innovación resuelve problemas complejos, no se trata solo de ir de A a B, sino de desatar un nudo para llegar a una solución. El concepto de innovación es cuestionar el estado actual de las cosas para crear valor, combinando cosas que típicamente no combinamos: la lógica y la creatividad.Tenemos que ver cómo fusionamos esas dos formas de pensar para ser innovadores. La innovación es usar las dos partes del cerebro. Entonces, la primera lección de la innovación es la fusión”.

2 Relevancia

“Si voy a cuestionar el estado actual de las cosas, tengo que tener muy claro por qué. Estamos acostumbrados a que las cosas sean como son. Si hay tráfico, salgo más temprano. Ya no nos preocupamos por cambiar las cosas porque no nos preguntamos por qué son así. Qué valor tiene una cuchara de oro si la usamos para comer filete, en cambio un tenedor, aunque sea de plástico, en estas circunstancias, tiene más valor, porque es más relevante para lo que yo quiero hacer con el filete. Piensen si su idea es un tenedor o una cuchara. La novedad no siempre es innovación, puedo hacer cosas muy novedosas pero no por eso estoy innovando. La innovación es relevancia”.

3. Curiosidad

“La innovación ama los problemas, no surge del estado de felicidad de la gente, sino que sale de peguntarnos cosas estúpidas: ¿Por qué todo esto no funciona bien? ¿Por qué hay basura en la calle? ¿Por qué me pierdo en la ciudad? Estamos acostumbrados a resolver un problema, evitándolo. Si caigo en un pozo, al día siguiente voy por otro lado, en lugar de taparlo o ver la manera de cruzar. La innovación es curiosidad”.

4. Diversidad

“Hay que aprender a manejar la diversidad del pensamiento, Usualmente, nos gusta juntarnos con la gente que tiene los mismos gustos, pero si queremos crear cosas distintas y que tengan valor, lo que tenemos que hacer es fusionar distintos pensamientos. Si alguien me cuestiona, voy a tener más oportunidad de entender cómo mejorar mi solución. Negocio, diseño y tecnología. Estos tres perfiles son los que van a tener que reclutar. No se trata de personas, sino de mentalidades. Busquen esas tres cosas y combínenlas. La innovación es diversidad”.

5. Valentía

“Date cuenta que la vida es un eterno prototipo. Creemos que la solución es una y queremos construirla desde ese momento, pero el problema es cuando la quiero vender y nadie la quiere. Tenemos que aprender a fallar rápido, para que tengas éxito más pronto. Un empresario de aspiradoras, antes de llegar a un producto exitoso para los hombres, tuvo que hacer más de 5,000 prototipos. Tenemos que ir probando nuestra idea para ver si va a funcionar o no, o cómo la podemos ir mejorando. La innovación es valentía. La innovación no es para cobardes, no es para flojos, no es para aburridos. Le tenemos que echar ganas y debemos retar el status quo de las cosas”.

En resumen, Selene Castilla recomienda conectar tu parte creativa para resolver los retos del negocio. “Así seas un administrador que no le interesa la creatividad, debes saber que necesitas ser creativo para resolver un problema o los retos del negocio”, explica.

Antes de encontrar soluciones, pregúntate qué es lo que quieres hacer, qué estás tratando de resolver y, sobre todo, si hay otras personas que tengan esa misma necesidad. Comparte y construye a través de las ideas distintas de los equipos que tengas. Si tienes una idea de negocio, empuja los límites de tu creatividad”, concluye.