13 APR 2016 | Artículo de interés

Certeza social a empresas responsables

Reconocimientos y certificados que avalan la RSC.

Tener una empresa Responsable, no significa únicamente cuidar del medio ambiente o dar beneficios a los trabajadores, en la actualidad es una manera de potenciar una empresa con la finalidad de destacar en un entorno altamente competitivo.

En el momento en que las empresas optan por ser socialmente responsables, ven el camino de la sustentabilidad como una opción precisa, también, fortalecen sus políticas de cuidado del ambiente, trabajan por el desarrollo y bienestar de sus trabajadores así como de los actores sociales en el entorno.

Una vez que han iniciado este camino, las compañías pueden ser acreedoras de reconocimientos o certificaciones que les brindan un extra. De forma internacional,  existen distintos reconocimientos que incentivan la Responsabilidad Social Corporativa, como es el caso de los siguientes ejemplos:

Certificación SA 8000: es una norma internacional auditable,  basada en la estructura “PDCA: - Planificar - Hacer - Verificar - Actuar”, que hace referencia al desarrollo y auditoría de un sistema de gestión que promueve prácticas laborales socialmente aceptables que aportan beneficios a toda la cadena empresarial. Cuando esta norma aprueba el actuar de la compañía, se puede garantizar que al interior cuidan el impacto de sus acciones.

Certificado de Responsabilidad Social: a través de este reconocimiento que se brinda en Colombia, las empresas obtienen un manejo integral del Medio Ambiente, el estado, la comunidad así como la sociedad, los clientes y por supuesto, por parte de los consumidores, proveedores, competencia, empleados y accionistas. Crean metodologías que permiten acompañar a las organizaciones en su camino de mejoramiento continuo y premian su compromiso por tener la iniciativa y un buen desempeño.

ESR (Empresa Socialmente Responsable): este reconocimiento es otorgado anualmente por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) en conjunto con AliaRSE. Este distintivo además de agregar valor a la marca que recibe el reconocimiento, acredita a las empresas ante sus empleados, inversionistas, clientes, autoridades y sociedad como una organización comprometida socialmente y que sabe respetar las estrategias del negocio.

A pesar de todas las iniciativas que existen con la finalidad de formalizar la Responsabilidad Social Corporativa, muchas empresas coinciden en que no depende de una norma sino de un compromiso por brindar las mejoras necesarias a quienes forman parte de la empresa y aquellos que tienen un contacto directo con ella, para medir su impacto a nivel social y ambiental, además de ser un precedente de cuidado al entorno.