30 MAR 2016 | Nota de interés

Capricho millonario

Idea empresarial que sigue generando ganancias.

La idea de crear una empresa puede surgir de cualquier situación de la vida cotidiana, casi sin percatarse de los beneficios que puede traer para el público que tiene necesidades parecidas. Tal es el caso de Sebastien Fabre, su idea provino de las compras impulsivas de su esposa, que le proporcionaron la inspiración para la creación de Vestiaire Collective.

Fabre, quien se desempeñaba como ejecutivo de Microsoft, admite que no sabía nada acerca de la moda cuando se casó, pero gracias a su esposa conoció este mundo, ella trabajaba en esta industria, además, hacía compras de artículos de excelente calidad, provenientes de marcas como Chanel y Hermes.

A pesar de que tenía una docena de carteras, sólo utilizaba una, mientras las demás se deterioraban en su armario, por ello, juntos decidieron venderlas y aunque hay una gran cantidad de mercados de subastas, no podían encontrar un lugar en donde el valor de la mercancía fuera reconocido.

En ese momento nació Vestiaire Collective, un mercado en línea de artículos de segunda mano, pero de reconocidas marcas de diseñador. Fabre cree que el enfoque de la empresa en la autenticación de los productos y en ofrecer garantía de que están en buenas condiciones consigue que los compradores los prefieran.

A diferencia de los sitios más grandes de subastas en línea, cualquier persona que quiera vender un artículo a través de su sitio web necesita primero la aprobación de la empresa.

El proceso es el siguiente: un vendedor potencial envía por correo electrónico las fotos de su producto junto con una descripción y el precio que quiere pedir; el producto se analiza y se acepta para una revisión por parte del equipo de Vestiaire Collective,  antes de ofrecerlo al comprador final; este filtro asegura que todos los productos son de calidad y están en perfectas condiciones. Alrededor de un tercio de los artículos potenciales son rechazadas.

En cuatro años, el portal francés ha recaudado 60 millones de euros. La última operación, llevada a cabo en 2013, supuso una inversión de 20 millones de euros por parte del grupo Condé Nast. Gracias a un crecimiento del 40%, el portal registra 100 millones de euros de volumen de facturación, demostrando un notable impulso progresivo en materia internacional.

Actualmente, el portal cuenta con 4 millones de miembros y alrededor de 100 mil ingresos al mes.