29 JAN 2016 | Artículo de interés

Ahorrar pensando en el futuro

Fondo de ahorro para la vejez, una prioridad que no se debe postergar.

La vida laboral productiva se calcula desde que el empleado cumple la mayoría de edad, hasta la jubilación a los 65 años. Durante este tiempo, es importante que el trabajador se preocupe por ahorrar, pensando en su retiro. Diversas instituciones ofrecen fondos de ahorro para mantenerse y disfrutar tranquilamente de la vejez.

Pensando en el futuro, se creó la Afore, un ahorro que se empieza a acumular desde que se registra al trabajador al inicio de su vida laboral; este ahorro es un descuento que se desglosa del sueldo quincenal o mensual.

Por la importancia que tiene pensar en la vejez, a continuación se presentan cinco estrategias para lograr mantener el dinero guardado y utilizarlo cuando la vida laboral haya concluido.

1.- Ahorrar regularmente. Mantener una cantidad de dinero destinada a la vejez es una gran idea; mientras más rápido se empiece a ahorrar, es más probable que cueste menos trabajo desprenderse del 10% del salario mensual, es una forma de conseguir una cantidad considerable, después de 40 años trabajando.

2.- Conocer las necesidades. Es importante reflexionar con qué cantidad de dinero se puede vivir y por cuántos años, sin necesidad de trabajar. En el caso de la vejez, es importante considerar la calidad de vida que se espera tener, y cuánto del dinero que mensualmente se gasta, es necesario para pasar la última etapa de la vida tranquilamente. Los expertos aseguran que se necesita el 70% de los ingresos del último empleo, para mantener el nivel de vida, cuando se deje de trabajar.

3.- Investigar opciones. Algunos empleos ofrecen ahorro para el retiro, por ello, es importante preguntar qué opciones hay, cuál es el rendimiento del ahorro y verificar si es conveniente ahorrar ahí o directamente con una institución bancaria.

4.- No tocar el dinero. Muchas personas piensan que ese dinero es para solventar imprevistos y si se encuentran en una situación precaria, lo utilizan. Es mejor olvidarse del ahorro, mantener intocable el dinero y tener en cuenta que éste servirá para cuando ya no haya un salario con el cual respaldar los gastos.

5.- Pensar a futuro. Los jóvenes viven día a día, sin considerar que los años pasan; por ello, es importante no olvidar que en algún momento no podrán trabajar y será necesario hacer uso de su ahorro.

Guardar dinero poco a poco es el secreto para tener un ahorro considerable y no preocuparse por el mañana.