01 JUN 2016 | Artículo de interés

Acciones sustentables para las empresas

Seis recomendaciones fáciles de realizar.

Para conseguir un verdadero cambio en materia de Desarrollo Sustentable es necesario realizar medidas en los espacios en donde se pasa la mayor parte del tiempo, por ejemplo en la oficina.

Es por ello, que a continuación se mencionan seis acciones que se pueden llevar a cabo en las empresas, en donde intervienen -no únicamente equipos e infraestructura-, también, hábitos de ahorro y previsión.

1.- Pensar al consumir. Cualquier uso de recursos innecesarios debe analizarse, pensar si se puede evitar tanto el uso como el consumo y limitar las compras compulsivas, que no son estrictamente necesarias; por ejemplo en la oficina, la adquisición excesiva de papeleria: hojas, folders, correctores, y demás artículos que sean prescindibles.

2.- Imprimir sólo lo necesario. La tecnología permite que ahora el papel ya no sea tan necesario; imprimir menos documentos, comprar poco papel, utilizar hojas recicladas, digitalizar documentos y realizar trámites vía electrónica, es una acción que cada vez más empresas adoptan; las ventajas son que se evita el papeleo innecesario y el impacto sobre los árboles disminuye.

3.- Baterías. Las pilas son uno de los productos que más contaminantes emiten, tanto en su elaboración como al momento de ser desechadas. Por ello, es  preferible comprar recargables, así el impacto que tengan al ambiente se reducirá, y su utilidad será más. Aunque su precio es más elevado, se recupera la inversión después de cinco usos. 

4.- Reemplazo de equipos. El avance tecnológico provoca que los aparatos utilizados hace años, ahora sean obsoletos, y consuman mayor energía eléctrica, tal es el caso del aire acondicionado, las computadoras o impresoras. Por ello, una manera de ahorrar es utilizando aparatos multifuncionales que cooperen con el ambiente.

5.- Hábitos ahorradores. Una manera de apoyar al desarrollo sustentable es teniendo hábitos de menor consumo, como desconectar los aparatos que no se estén utilizando, apagar las luces cuando no se usen, reducir la cantidad de agua para realizar actividades cotidianas y hasta caminar más o utilizar bicicleta para llegar a la oficina.

6.-Home Office. Una consideración importante y que cada vez ha tenido una mejor aceptación es realizar trabajo desde casa; de esta forma se evita el tiempo de traslado de los trabajadores, no se emiten contaminantes por usar su auto, el trabajo es más eficiente. Considerar por lo menos un día de Home Office, beneficiará en gran medida al ambiente.

Estas son sólo algunas recomendaciones fáciles de seguir; también se pueden adoptar otras medidas como: rediseñar espacios para aprovechar la iluminación del sol y no gastar energía eléctrica, establecer herramientas tecnológicas para medir el impacto ambiental negativo de actividades usuales y hasta supervisar la utilización correcta de los recursos, y así velar por una empresa con un desarrollo realmente sustentable.